Muchas veces, si acudimos a una ferretería industrial en Burgos en busca de herramientas para nuestro taller, puede que no sepamos si debemos adquirir una fresadora o un torno.  A pesar de que tienen cierto parecido, son dos herramientas que poseen estructura diferente, además de lograr un acabado particular en los materiales. Te explicamos a continuación cuál es la función de cada uno y cuál debes utilizar en tu taller dependiendo del trabajo que requieras.

Primeramente, debemos definir a la fresadora como aquella herramienta que crea piezas mediante un proceso mecanizado empleando una fresa. Una fresadora se distingue por cortar y dar forma. Por otro lado, el torno es una máquina que se dedica a tornear una pieza, es decir, elimina partes de esta gracias a una cuchilla. Funciona principalmente para mecanizar piezas.

Aunque pueden confundirse, ya que ambas se dedican a cortar piezas, estas lo realizan de modo diferente. Mientras que en el torno la pieza de trabajo está sujeta a un plato que gira a ciertas revoluciones, la fresadora mantiene el material inmóvil, esto debido a que son las herramientas las que giran y se acercan a la pieza.

Ya sabiendo la diferencia entre ambas maquinarias te preguntarás ¿Y cómo sé cuando debo usar una u otra? Te explicamos algunos casos:

Si buscas trabajar con formas cilíndricas, te recomendamos adquirir en tu ferretería industrial en Burgos un torno. Si, por el contrario, estás buscando efectuar cortes en ángulo o recto, es mejor que busques comprar una fresadora. Recuerda que un fresado solo acepillaremos todas las superficies, sin importar su forma. 

En Viper Suministros Industriales disponemos de las mejores herramientas o máquinas para tu taller. Si necesitas asesorarte sobre el funcionamiento de alguno de estos aparatos, no dudes en contactar con nosotros.